fbpx

Aunque la higiene es necesaria, lavar nuestra cara muy seguido puede ser contraproducente. ¿Cuántas veces y cómo debemos hacerlo?