fbpx

Cuenta la mitología informática que un día como hoy, en 1947, Grace Hopper descubrió el primer ‘bug’ de la historia, en el gigantesco ordenador Mark II. La causa era una polilla, y así nació el término ‘bug’ (bicho) para designar los fallos informáticos.