fbpx

Desarrollan un nuevo método de biosensores de gotas que podría ser la clave para poder detectar de forma temprana el COVID-19.