fbpx

El consumo de videojuegos en EE.UU. genera las mismas emisiones que 5 millones de coches. Esta industria es una de las que más está contribuyendo al calentamiento global. Pero varios estudios aseguran que es posible entretenerse sin contaminar tanto: