fbpx

El suministro de oxígeno ha fallado en la Estación Espacial Internacional, pero los astronautas están a salvo