fbpx

El tanque Carmel de Israel se controla con un mando de Xbox y su interior parece una habitación gaming