fbpx

En este 2020 de negocios cerrados y distancia social, Europa ha tenido su nota discordante: Suecia. Es el único país que nunca ha impuesto confinamiento obligatorio, cierre de fronteras o de la hostería. ¿Ha funcionado el modelo sueco?