fbpx

Estudios recientes nos plantean que la inmunidad natural a la enfermedad pandémica, COVID-19, debería mantenerse por al menos 5 meses.