fbpx

Expertos de Reino Unido sostienen que las lecciones que nos deja la pandemia de COVID-19 podrían prepararnos para abordar riesgos nucleares.