fbpx

La Tierra atraviesa una nebulosa desconocida, pero ya tenemos una pista sólida acerca de su origen: parece proceder de una supernova