fbpx

La última actualización de iOS obligará a las aplicaciones a pedir permiso a los usuarios antes de recopilar y compartir datos que luego se utilizan para rastrearlos y dirigirles anuncios personalizados.