fbpx

Las compañías farmacéuticas están buscando formas de compartir responsabilidad con los Estados en caso de efectos adversos