fbpx

Los centros de datos sumergidos de Microsoft obtienen grandes resultados tras dos años de pruebas.