fbpx

Microsoft sumergió un centro de datos en el fondo oceánico, tras dos años dicen que falló sólo una octava parte que uno en tierra