fbpx

Nadie sabe qué hacer con Napster: lo último, les compra una plataforma de conciertos en realidad virtual