fbpx

Pese a sus marcadas diferencias de comportamiento, los lobos adultos pueden extrañar a sus cuidadores humanos como lo hacen los perros.