fbpx

Se ha comprobado que un fuerte trauma infantil puede modificar el metabolismo propio y condicionar el de la futura descendencia.