fbpx

Teorías conspirativas aseguran que la llegada del hombre a la Luna no fue más que un engaño que grabó Stanley Kubrick en un estudio.