fbpx

Tras el confinamiento, los pedidos a Amazon no están bajando, sino creciendo. Y sus repartidores están siendo más protagonistas que nunca.