fbpx

Un estudio en gemelos encontró que la genética juega un papel importante en lo cariñosas que son las mujeres, pero no se puede decir lo mismo de los hombres.