fbpx

Un estudio mostró que la adición de un cono adicional en los ojos estas pequeñas aves les permiten percibir colores que el ojo humano no puede.