fbpx

Una noche como la de hoy, en 1604, Johannes Kepler observó una “nueva estrella” en Ofiuco. No fue el primero en verla, pero sí el que la estudió con más detalle. Nadie ha vuelto a ver una supernova tan cercana, explotando en nuestra propia Vía Láctea.