fbpx

Usar la sangre de los supervivientes para tratar el COVID-19 sigue siendo polémico: EEUU acaba de aprobarlo y esto es lo que sabemos